Bandas se acercan a frontera
Sábado, 02 Julio 2022

Síguenos 

PERSPECTIVA NOTICIOSA

 

Bandas criminales haitia­nas se extienden a pueblos del Norte, Noroeste y No­reste de Haití, en ruta ha­cia la frontera dominica­na.

Esa situación preocupa a habitantes de esas zo­nas haitianas y pone en alerta a las autoridades dominicanas que han to­mado medidas, con ma­yor reforzamiento militar para resguardar la par­te limítrofe dominicana.

En tanto, el gourde, la moneda oficial de Haití, sigue un progresivo pro­ceso de devaluación fren­te al peso dominicano, debido a la inflación, los secuestros, la inseguri­dad, la inestabilidad polí­tica y otros males, dijeron canjeadores de dinero, co­merciantes y otros secto­res haitianos, entrevista­dos por Listín Diario en el puente fronterizo común.

Relatos
Oninté Francois, una co­merciante de Mon Or­ganisé, del distrito de Ouanaminthe,cerca de la frontera domini­cana, dijo que su sue­ño, igual que los de otros haitianos, es establecer­se en República Dominica­na, porque los secuestros, la inseguridad, la infla­ción y la falta de empleos, desesperan a la gente.

“Los haitianos estamos desesperados, no sabe­mos qué hacer con los se­cuestros, delincuencia, crí­menes en las calles, falta de alimentos, no hay pa­ra dónde coger, solo pa­ra República Dominicana y hasta nos limitan la en­trada”, lamentó la comer­ciante haitiana, entrevista­da ayer por Listin Diario en el puente fronterizo local.

A su vez, explicó que en Haití hay muchas formas de secuestros y lamentó que al parecer esas bandas han ex­tendido su actuación en co­munidades cercanas a la lí­nea fronteriza dominicana. Mientras, el activista de de­rechos humanos de Fort Li­berté, Antoine Desir, afirmó que las bandas de secues­tradores tienen a los hai­tianos en un ambiente tris­te y de gran desesperación.

A este respecto, agregó que la pandilla 400 Mawo­zo, bajo el mando de Ger­mine Joly, está en decaden­cia por los golpes que le ha dado la Policía haitiana, pe­ro que han surgido otros grupos pequeños, y con ac­tuaciones muy peligrosas.

Según haitianos, aho­ra hay grupos que se dedi­can a secuestrar conducto­res, choferes del transporte público, incluso hasta ani­males, como perros de ra­zas que tienen personas en sus casas como mascotas.

“A mí en Cap Haitien, me secuestraron mi perrita, una chihuahua, era la ado­ración mía, de mi hija y de mi esposo, nos pidieron por ella, el equivalente a 200 dólares para entregárnos­la, le dimos 150, pero tuvi­mos que dejarla al cuida­do de una hermana, ahora estamos aquí tratando de vivir un tiempo en Repú­blica Dominicana”, denun­ció la médica Josephine Jo­seph, mientras hacía una fila en el área de Migra­ción y Aduanas en Dajabón.

Pagar peajes
Choferes del transporte pú­blico de Haití denuncia­ron que diariamente tienen que pagar peajes a bandas fuertemente armadas en las carreteras entre Puer­to Príncipe, Cabo Haitiano, Lemonade, Trou Du Nord, Milot, entrada de Fort Li­berté y otras ciudades.

“Que Dios libre a la Repú­blica Dominicana de esas pandillas que azotan Haití, ojalá que nunca entren, por­que la gente en mi país la está pasando muy mal, has­ta a los patios de las casas se meten haciendo alarde de su accionar delincuencial”, reflexionó Johnny Auguste, un evangelista de la Iglesia Pentecostal del subdeparta­mento de Fort Liberté, cerca de la frontera dominicana.

“Los secuestros es la mo­da de ahora en Hai­tí”, refirió el religioso. Canjeadores haitianos apostados en el puente fronterizo dijeron al Listín Diario que el gourde (mo­neda oficial haitiana), se ha devaluado de mane­ra estrepitosa frente al pe­so dominicano, debido a los efectos de los secues­tros, la inseguridad, la in­flación, la crisis económica y la inestabilidad política.

Los canjeadores Papito Pierre y Renso Joseph re­velaron que actualmen­te para comprar 500 pe­sos dominicanos hay que disponer de mil gourdes.

En ese contexto, explica­ron que la economía de los pueblos de Haití, cerca de República Dominicana, co­mo el caso del distrito de Ouanaminthe, a 600 me­tros de Dajabón, está in­fluenciada por este país.

“La gente prefiere hacer sus transacciones con pe­sos dominicanos, por­que le resulta más agra­dable que hacerlo con gourdes”, refirió Joseph. La mayoría de los co­merciantes de esa locali­dad aceptan a sus clien­tes que paguen con moneda dominicana, de acuerdo al canjeador.

Muchos haitianos aducen que esas peligrosas bandas armadas se dedican a sa­quear en las rutas (carrete­ras) a camiones, patanas, autobuses que transpor­tan mercancías y pasejeros.

“Los camiones que llevan productos los secuestran junto a los conductores y los saquean”, se quejó el co­merciante Danney Joseph, de Cabo Haitiano.

PELIGRO
Por camida.
La profesora de escue­la pública de Trou Du Nord, Solange Lague­rre, denunció que hace cinco días su hija de 15 años fue secuestrada en Labadee, cerca de Cabo Haitiano, junto a dos amigas más por cuatro mozalbetes, los cuales les quitaron un teléfono celular, un bizcocho, 32 panes y cinco litros de refrescos.

Hambre.
“Hay mucha hambre en mi país y por eso la gente viene a República Dominicana, no quere­mos, pero hay que ha­cerlo”, refirió Laguerre.

El Centinela Digital

El Centinela Digital

Medio digital informativo y veraz, el periodismo de este tiempo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¡Déjanos saber tu opinión!

Somos un medio de carácter profesional e independiente, que pone todo su énfasis en un periodismo moderno, abierto, objetivo y plural, fundado en Junio del 2007. Para mayor información contáctanos.

Suscríbete

Suscríbete para recibir noticias exclusivas, entrevistas y mucho más por correo.