Inflación en General
Sábado, 24 Julio 2021

Síguenos 

PERSPECTIVA NOTICIOSA

Por: Francisco Matos Mancebo

Los organismos económicos internacionales han pronosticado desde el inicio de la “pandemia” respecto a los efectos de la misma sobre nuestras economías y han dicho con claridad meridiana que, las economías más afectadas del mundo a consecuencia del Covid-19 serán las economías de los continentes africano y americano. 

El hecho de que los efectos del Covid-19 haya frenado las economías de nuestros países y que al mismo tiempo en términos de la salud los efectos catastróficos no se hagan hecho esperar, obliga a que nuestros gobiernos se apuren en desarrollar acciones rápidas tendentes a recuperar el crecimiento económico lo más pronto posible e intenten detener urgentemente el proceso inflacionario que en estos momentos padecen nuestros países, entre los que está el pueblo dominicano, por ejemplo. Pues, esa es la única forma de evitar el incremento de los niveles de pobreza, el desempleo, exclusión social y marginalidad de nuestra gente.

Según informe ofrecido por el Banco Central de la Republica Dominicana, nos cuenta que la inflación anualizada de mayo 2020 a mayo 2021, fue de 10.5%. Este informe del BC resulta muy preocupante y peligroso para el pueblo dominicano, pero, más aun, para el Gobierno, porque hacía más de una década que la inflación en nuestro País no llegaba a tan alto, pues, durante años, la inflación en este País no pasaba de un digito. Y es que no existe en las economías de los países del mundo una “carga impositiva” más pesada e impactante en términos negativos para el bolsillo de los pobres, que la inflación. 

En la Republica Dominicana el visible proceso inflacionario de los últimos días está llegando a niveles solo vistos en los pasados gobiernos perredistas hoy PRM, como en su último periodo, en los años 2000 – 2004. 

La gente siente día a día las alzas de los precios de los alimentos, medicinas, materiales de construcción, etc.; artículos muy consumidos por la población y que provocan que la temida inflación nos arrope si no se le pone freno rápido. Aunque esto no sería nuevo en nuestro País, hoy gobernado por el PRM, ya que, esto siempre pasa cuando Gobiernan los Revolucionarios ahora Modernos, según ellos y si echamos la vista atrás a los últimos 16 años, recordaremos que, a los mercados, súper mercados, colmados y súper colmados no se les llamaba por sus nombres, sino, se les conocía como la casa del terror.

Recordemos el último Gobierno de los Revolucionarios que, para conseguir gas de cocina y gasolina para motocicleta, carro privado, carro de concho o taxi, había que persignarse y luego coger la pela tanque en mano, horas y horas en una gran fila de hombres, mujeres y carros, rogando a Dios en sentida oración que, esa madrugada el camión tanque que nos supliría, no se le ponche una goma o se le dañe el motor, o que a alguien no se le ocurra desviar el camion hacia otra bomba. Solo así teníamos la esperanza de poder tomar café, hacer comida o poder salir a buscar el moro.

¿Inflación? Proceso económico provocado por el desequilibrio existente entre la producción y la demanda. Es causa de subida continua de los precios y una pérdida del valor del dinero para poder adquirirlos o hacer uso de ellos. ¡Más claro de ahí, ni el agua!

Los efectos de la pandemia en la salud de la gente y en las economías de los países no son un chiste, pues, es una realidad axiomática. Nadie puede culpar a ningún Gobierno del mundo de haber infectado a su gente, pero tampoco podemos disculparlo del deber que tiene el gobierno de trabajar para que la gente recupere su salud, como tampoco podemos disculparlo por manejar la economía mal.

El gran reto de este Gobierno y su equipo económico es lograr la recuperación y el crecimiento de la economía lo más rápido posible, porque de seguir la inflación el curso que lleva, sumado al  continuo encierro de la gente en sus casas con los toques de queda (lo que imposibilita ganarse el pan diario por cierto, muy caro ya), la quiebra masiva de negocios informales (sobre los cuales descansa nuestra economía en un muy alto por ciento), la eliminación de todas las ayudas sociales, el poco o ningún apoyo al sector agropecuario, la permisión de importaciones masivas de productos de todo tipo y el poco apoyo a las pymes; así como, lo inefectivo que han resultado los  esfuerzo de reactivar al sector Turismo en el País; es como ir armando una bomba de tiempo y ayudar a la aguja del reloj a girar más rápido en el proceso de llegar al punto en el que la bomba explote. 

Un gran reto de este gobierno es dinamizar la economía, pero, por el contrario, con sus acciones lo que estás haciendo es, ayudando al proceso de inflación como está ocurriendo en estos momentos. Mientras que las autoridades monetarias (Banco Central), está aplicando todos los correctivos de lugar para detener la ola inflacionaria, el Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo, el Ministerio de Hacienda, la Dirección General de Impuestos Internos DGII y las Aduanas, se esfuerzan lo suficiente como para contrarrestar los efectos positivos que pudieran tener en nuestra economía estas medidas del Banco Central.  

Estas contradicciones entre entidades de un mismo Gobierno a quien más afecta es al Banco Central en su imagen, muy necesaria para lograr mantener la confianza en la enconía del País, pero, aparentemente se repetirá la misma historia (a mí no me extrañaría), porque la realidad es que, cada vez que gobierna el PRD hoy PRM, los funcionarios crean su propia isla de poder en las Instituciones donde son nombrados como Ministros o Directores Generales.

Si el Gobierno de Luis Abinader no es capaz de poner en marcha pronto un plan bien definido de desinflación o aplica rápido un anti-inflamatorio efectivo, esta se le escapará de las manos y tocará áreas muy sensibles de la sociedad dominicana. Recordemos el año 1984, el pueblo dio muestra de que llega hasta un límite y cuando este pueblo se re voltea, no se le puede venir con paño tibio disque: es que la pandemia nos ha arropado, que las vacunas esto o aquello, que los comoditties han subido exorbitantemente de precio a nivel mundial por los costos de la materia prima, del transporte marítimo y el seguro, etc. 

Cierto que hay variables que no controla ningún Gobierno incluyendo al Gobierno dominicano, todos lo sabemos, pero, el hecho de que la Dirección General de Aduanas e Impuestos Internos hagan su cobro a los importadores aplicando la fórmula de cálculo como si estuviera todo normal y siguen cobrando las importaciones sin tomar en cuenta que el flete marítimo subió por encima de un 350% (de UD$3,500.00 a UD$12,500.00) y que la materia prima ha subido entre 25-30%, e igual el seguro. 

O sea que, en una actitud maliciosa e irresponsable el Gobierno de Luis Abinader sigue cobrando igual como si no hubieran cambiado los precios internacionales de los comoditties, el flete de los mismos y los seguros, para luego decir que, las recaudaciones han aumentado grandemente en el País gracias a la eficiencia con que se cobran los impuestos del Gobierno, mientras que, ese cobro abusivo forma parte del proceso inflacionario, lo que me indica que estos señores no darán como siempre, pie con bola frente a esta ola inflacionaria y que más que apurarse a frenarla, ellos son quienes la han provocado y acelerado con su actitud politiquera estúpida e inepta.

De ahí que, yo deduzco por qué en esos informes internacionales mientras que en República Dominicana el nivel de inflación anualizado supera el 10%, otros países a pesar de estar como nosotros, bajo la influencia de la pandemia, presentan inflación anualizada mucho más baja: Colombia 3.3%, Perú 2.45%, Guatemala 5.2%, Chile 3.7% y Hondura 48%.

Ojalá y el Presidente recapacite en su discurso y obligue a la Dirección General de Aduanas y a la DGII a que dejen su malicia y se ajusten a la realidad de los precios de hoy y así dejen de presionar los bolsillos de los que menos pueden. Pues, esos cobros estatales a los importadores sin tomar en cuenta el alza de los precios internacionales de los fletes, los comodittie y las demás mercancías, quienes terminamos pagando somos todos nosotros.

¿A qué costo aumentaron las recaudaciones del Estado en estos 6 meses de este año 2021?

¡Que Dios nos agarre confesados!

 

 

El Centinela Digital

El Centinela Digital

Medio digital informativo y veraz, el periodismo de este tiempo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¡Déjanos saber tu opinión!

Somos un medio de carácter profesional e independiente, que pone todo su énfasis en un periodismo moderno, abierto, objetivo y plural, fundado en Junio del 2007. Para mayor información contáctanos.

Suscríbete

Suscríbete para recibir noticias exclusivas, entrevistas y mucho más por correo.